para qué sirve una landing page

Ya sabes qué es una landing page o página de aterrizaje, bien. Pero, ¿para qué sirve?

Los usos de una landing page son varios en función de nuestro objetivo, pero principalmente, encontramos los siguientes:

  • Conseguir emails.
  • Conseguir teléfonos.
  • Lograr ventas.
  • Suscripciones
  • Aumentar seguidores.
  • Reservas de productos.
  • Etc

Pero, ¿cómo diseño una buena página de aterrizaje para lograr estos objetivos? ¡Te cuento todas las claves!

Elementos clave de una buena landing page

En este apartado encontraremos varios aspectos que nos ayudarán a potenciar nuestra landing page para que el usuario llegue hasta el objetivo y son los siguientes:

  • Título llamativo:

En nuestra landing page el título deberá ser claro e invitar a la lectura. Además, deberemos respetar y tener en cuenta las jerarquías de tamaño en toda la página. Por otro lado, deberemos destacar los beneficios, haciéndole ver al usuario lo que obtendrá con nuestro producto o servicio.

  • Textos que aporten valor:

Los textos de nuestra landing page deberán estar dirigidos a una persona y no a todo el mundo, además de utilizar un lenguaje que nos permita conectar con nuestros usuarios. Como ya hemos dicho, deberemos destacar los beneficios de obtener nuestro producto o servicio y los textos no deberán ser demasiado largos. También deberemos utilizar tipografías simples y que se lean fácilmente.

  • Contenido multimedia:

Un elemento importante en una landing page es el uso de contenido multimedia, tanto vídeos como imágenes. Para ello, los videos no los dejaremos en reproducción automática ya que suele molestar al usuario y por otro lado, las fotos de personas estarán cara al texto para poder centrar al usuario en la llamada a la acción.

  • Testimonios:

Los testimonios generan siempre mucha confianza entre los usuarios lo que nos ayudará a convertir mucho en nuestra landing page.

  • Llamadas a la acción:

En nuestra página de aterrizaje (landing page), las llamadas a la acción serán llamativas, tentadoras y tendrán que invitar a hacer clic, con colores acordes a nuestro público objetivo y sin elementos alrededor que puedan suponer una distracción.

Además, si nuestra página es larga, podremos utilizar más de una llamada a la acción para captar a nuestros usuarios.

  • Formulario:

El cual deberá ser reducido y limitarse a aquello que queremos conseguir. Si pedimos a nuestros usuarios poca información nos la darán, si por el contrario pedimos demasiada información acabarán por irse.

  • Garantías:

Incluir garantías en nuestra landing page será siempre un plus para darle valor a nuestro producto o servicio, lo que añadirá confianza al usuario de cara a realizar la compra o dejar sus datos.

  • La landing deberá estar optimizada:

Tendremos que aumentar al máximo la velocidad de carga de nuestra página, dado que si tarda demasiado en cargar, los usuarios ni si quiera esperarán a verla. Además, sería conveniente incluir en nuestra landing page un apartado o página de gracias para poder medir y ser valorados por nuestros usuarios.

  • Estructura clara:

Este apartado parece que ya lo tendremos claro, pero debemos recalcar que nuestra landing page deberá tener una estructura que guía a nuestros usuarios al proceso de compra, a dejar sus datos, a realizar la descarga o a lo que estemos ofreciendo sin perderse en ningún momento del proceso. Os enseñamos un ejemplo:

Estructura de una landing page

Espero que este artículo te haya ayudado, si estás decidido a realizar una página de aterrizaje para la idea que tienes en mente no dudes en contactar con Al Alza Marketing Digital para que te ayudemos a crear una web útil, llamativa y funcional.